Lírica simple

Cuando pienso en su rostro chispeante y en su cuerpo que roquea de un modo y otro, cuando pienso en su risa, su júbilo que me llena, es una maravilla que no me haya vuelto loco.
Ella está afuera y no puedo hacer lo que deseo. Otros rostros pálidos cuando me acerco. ella está afuera y no puedo respirar en ella.
El espacio que su partida ha creado lo he intentado llenar con cuerpos que se adormecían al tocarlos, entre ellos yo esperaba su opuesto, y encontré sólo falsas.

Sé que su entereza es una ficción de mi hacer, todavía no puede desprenderme del anhelo por ella, es un deseo de sensación de carne nueva que no puedo calmar o cancelar completamente, es quizás por algo más de ella.
A la noche pululan las estrellas sobre los parques. Las calles están anchas con nostalgia, me muevo a través de rutina sin sentido y charla insensible como si su partida no importara. Ella está afuera y no puedo respirar en ella. Estoy enfermo simplemente por desearla.

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *