Sigo a un padre famoso

Yo sigo a un padre famoso, su honor es mío para usar, él me dio un nombre que estaba libre de vergüenza, un nombre que él estaba orgulloso de cargar. El vivía en la luz de la mañana, y marchaba en los rangos del bien. Siempre era sincero con quienes más conocía y el escudo que usaba era brillante.
Yo sigo a un padre famoso, y no pasa un día sin que sienta que él me mira y transporta alto su estándar. El se para ante las pruebas más severas como sólo un hombre valiente lo hace, aunque el camino sea largo, jamás confundiré el nombre de un hombre tan bueno.
Yo sigo a un padre famoso, desconocido a la página impresa, ni se escribió sobre él en el mundo reconocido como un príncipe de su pequeña edad. Pero nunca una mancha se pegó a él y jamás se inclinó a la vergüenza, él era valiente e intrépido y me dio el orgullo de un nombre honesto.
Yo sigo a un padre famoso, y a él debo tenerlo en cuenta, aunque su forma se haya ido, debo cargar el nombre que me legó. Fue mío el día en que me lo dio, brilló como una corona de monarca, y tan lindo de ver mientras venía a mí, será cuando lo pase a otro.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *