Tierra

Nos hemos ignorado el uno al otro por un largo tiempo, y yo soy estrictamente un hombre de puertas adentro, en cualquier momento que llames será un mal momento, te evitaré por tanto como pueda.

Cuando era un muchacho éramos buenos amigos, yo hacía pasteles de tí cuando estabas húmeda y en el clima de verano recordado de la infancia, nosotros nos tambaleamos juntos con rudeza, nosotros éramos muy cercanos.

Sólo tú y yo y el sol, el mundo un lugar para divertirse, siempre tanto para hacer.

Pero gradualmente crecí apartado de tí, por supuesto tú aún estabas allí durante mis más tempranas escapadas por sexo, cuando yo áspero y torpe, no muy bien luego de dormir, pero súbitamente era invierno y tú parecías tan fría y sucia que permanecía adentro y adquirí un gusto por las muchachas y ropa limpia.

Encontramos menos y menos para decir, tú estabas celosa, así que un día yo simplemente subí y me moví, yo aún llamaba para verte en ocasiones pero ahora teníamos poco en común, y mis visitas se hicieron menos frecuentes hasta que finalmente una mañana de abril fría y brillante un puñado de tí tamborileó en el ataúd encerado de mi padre.
Al fin todo cobraba sentido, no había necesidad de pretender, no dijiste nada en defensa, y ahora recientemente, mientras viajaba de ciudad en ciudad, pasando por donde vives, me he vuelto crecientemente precavido de que estés observándome ahí afuera. Paciente e imperdonable, jugando con los árboles.
Nos hemos evitado el uno al otro por un tiempo largo, y yo soy estrictamente un hombre de ciudad, cualquier momento en que llames será un mal momento, te evitaré lo más que pueda.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *