(mes de) Febrero

La luna invernal tiene un auto tan silencioso que todas las noches invernales son mudas con descanso. Ella conduce la oscuridad gradual con cresta caída, y los sueños van vagando desde su estrella soñolienta. Porque las noches son silenciosas, no despierten: pero han de temblar a través de la tierra general, y sobre tí, una aceleración y un nacimiento. El sol está cerca de las cimas de la montaña por tu bien.
El último nacimiento de todos los días se arrastrará para besar los tiernos párpados del año: y tú despertarás, crecerás joven con sueño perfecto, y sonreirás al nuevo mundo, y lo harás querido con murmullos más vivientes que profundos los sueños. El silencio está muerto, mi Amanecer, la mañana está aquí.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *