(mes de) Diciembre

El tiempo canoso sobre la casa lo hace lento, buscando una entrada para su cansancio. Y en aquel espantoso malestar de compañía, y la triste noche con pasos silenciosos va. En mi pobre fuego los hierros apenas brillan, y en los bosques sin lo que presionan los recuerdos donde, menguando en los árboles de menos en menos, misterioros flecos que la luna baja.

Porque ahora, Diciembre, lleno de cuidado añoso, viene firme y duele débilmente, mascullando sus deseos perdidos y su desesperación. Y con loca mano trémula aún entreteje los húmedos y marchitos tallos de flores doradas enredados en su pelo, mientras rondan y remolinean a su alrededor las hojas podridas.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *