(mes de) Septiembre

Yo, desde una ventana donde el Mosa es ancho, miré hacia el este a la noche de septiembre, los hombres que murieron en la batalla sin esperanza se levantaron, y se desplegaron y estacionaron para la lucha, un ejército de invierno, vago, y ordenado a lo largo de milla en milla por algún general pálido, los vi inclinarse por compañías a la carga, pero ningún hombre viviente escuchó el toque de corneta.

Y aún desvaneciéndose, y señalando sus cicatrices, ellos huyeron en nubes menguantes, donde el gris y alto amanecer yacía a lo largo del cielo en barras brumosas, pero observando desde aquella ventana, yo vi la espléndida república en el cielo, y alrededor de su terrible cabeza las estrellas matutinas.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *