(mes de) Octubre

Mira, cómo arden aquellos bosques empinados en el rostro de la montaña, arden contra la puesta del sol, ahora el frío invade nuestro puro mediodía: el año se está poniendo viejo, mañanas son oscuras y tardes van lentas. Las vides abajo han perdido su gracia púrpura, y en Forreze el alga blanca rodó hacia atrás, cuelga de las tempestuosas colinas, pliegue sobre pliegue, y ráfagas gimientes hacen desolado todo el lugar.
Yo hospedo al mes en tu buena hostelería, yo estiraré miembros cansados y ataré bestias humeantes, apilo en grandes troncos con mano gascona y libre, y sirvo el material gascón que ríe ante el clima, hincha tus duros pulmones, viento del norte, no nos importa ni jota, cantando viejas canciones y bebiendo vino juntos.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *