Hombre, el hombre-cazador

Vi al hombre, al hombre cazador, cazando con una antorcha en una mano y una lata de kerosene en la otra, cazando con escopetas, sogas, grilletes.

Escuché y el alto aullido resonó, el alto aullido del Hombre, el hombre cazador: ¡Te atraparemos aún, tú, hijo de puta!
Escuché más tarde. El alto aullido resonó: ¡Mátenlo, maten al hijo de puta!
En la mañana el sol vio dos nalgas de alguien, una grupa humeante, y una advertencia en madera chamuscada: Bueno, lo atrapamos, el hijo de puta.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *