Puñados

Flores de bebés parpadeando sus historias vienen suave en la oscuridad y el balbuceo, pequeños apostadores rojos, puñados que durmieron en el polvo.

Veranos de lluvia, inviernos de corriente, cuentan los años idos, y ellos regresan, quienes vinieron suave, de regreso al suelo, al silencio y el polvo, grises apostadores, puñados nuevamente.

 

Carl Sandburg, por HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *