Dioses manufacturados

Ello ponen arriba grandes dioses de madera. Ellos queman los grandes dioses de madera y ponen dioses de cobre y cambiando sus mentes de pronto golpearon a los dioses de cobre y ponen un dios con cara de plata y aretes de oro. Los pobres chuchos, las patéticas cabezas inclinadas, ellos no saben que un pequeño dios de lata es tan bueno como cualquiera en la línea de dioses ni cómo un pequeño dios de lata responde a una oración y hace llover y trae suerte igual que los dioses de madera o un dios de cobre o un dios de cara de plata con aros dorados.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *