Río arriba

Los hombres fuertes continúan viniendo. Se vienen abajo de un disparo, colgados, enfermos, quebrados. Ellos continúan viviendo, luchando, cantando, afortunados como buzos.
Los hombres fuertes… ellos continúan viniendo. Las madres fuertes empujándolos desde un mar oscuro, una gran pradera, una larga montaña.
Llámenlo hallelujah, llámenlo amen, llaménlo profundas gracias. Los hombres fuertes continúan viniendo.

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *