Bote de picnic

Domingo a la noche y los policías del parque se dicen que está oscuro como una pila de gatos negros sobre el lago Michigan. Un bote de picnic grande va a casa a Chicago desde las granjas de duraznos de Saugatuck. Cientos de lámparas eléctricas rompen la oscuridad de la noche, una bandada de pájaros rojos y amarillos con alas en una parada. Corriendo a lo largo de las barandas de cubierta hay guirnaldas y saltando en curvas bucles de luz desde proa y popa a las altas chimeneas. Sobre el ronco crujido de las olas en mi muelle viene una ronca respuesta en rítmico compás de latones tocando una canción folklórica polaca para quienes regresan al hogar.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *