Ratas de callejón

Ellos estaban llamando a ciertos estilos de bigotes por el nombre de “lilas”. Y otra manera de barba asumía en su conversación una apariencia verbal de “chuletas de cordero”, “senderos de chicas”, “plumeros”. Metáforas como éstas brotaban de sus labios mientras otros gritos callejeros brotaban desde gorriones encontrando avenas esparcidas entre los intersticios de la acera. Ah, ja, estas metáforas, y ah, ja, aquellos muchachos, en la policía eran conocidos como la sucia docena y sus nombres tomaron la tapa de los periódicos y dos de ellos estiraron la pata el mismo día en una fiesta “de corbata”… si empleamos las metáforas de sus labios.

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *