Ashurnatsirpal III

Tres muros alrededor de la ciudad de Tela cuando vine. Ellos esperaban todo de aquellos muros; ninguno de la ciudad salió a besar mis pies.
Derribé los muros, maté a tres mil soldados, tomé el rebaño y las ovejas, saqueé todo lo que estaba a la vista y quemé a cautivos especiales.

A algunos de los soldados les corté las manos y pies. A otros, les corté orejas y dedos. A algunos les saqué los ojos. Hice una pirámide de cabezas. Colgué cabezas sobre árboles rodeando la ciudad.

Cuando acabé con eso no había quedado demasiado de la ciudad de Tela.

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *