Caóticas escenas en el aeropuerto de Kabul ante huida saigonesca de Estados Unidos

Miles de afganos se apiñaron en la pista del aeropuerto Hamid Karzai de Kabul horas después de que el Taliban anunciara la captura de la capital. Las escenas registradas y difundidas por Twitter muestran el terror y la desesperación por escapar del país, el cual ahora es controlado casi en su totalidad por los talibanes tras la partida total de las fuerzas estadounidenses.

Un video muestra una aeronave militar yanqui intentando despegar mientras cientos de afganos corren a su lado e incluso se trepan a distintas partes del avión a medida que va ganando velocidad. Otro video refleja a muchedumbres corriendo por la pista tratando de abordar el avión como si se tratara de un ave gigante que pudiera cargarlos en su lomo. Veinte personas murieron en estos lances, incluidos algunos que se vinieron abajo sin tener telas para usar como paracaídas.

“Ninguno de estos pudo irse” nos comentó Kamal Alam, nuestro corresponsal en Kabul. El vuelo de Alam fue cancelado. Y él nos asegura: “Si no tenés visa o pasaporte, no te vas a ningún lado, como en cualquier país del mundo. Y mucho menos si no tenés el ticket”.

El ex presidente afgano Ashraf Ghani, títere de Washington tanto como Almagro o Duque, huyó ayer a Tashkent, Uzbekistan, mientras los talibanes ingresaban a su palacio y declaraban que la guerra ha terminado. Ghani, que perdió, dijo que huyó para prevenir “un baño de sangre”.

“Los talibanes han ganado por el juicio de sus espadas y armas, y ahora son responsables por el honor, la propiedad y la autopreservación de sus compatriotas” dijo Ghani desde los cielos uzbekos.

“La rápida partida de funcionarios de alto rango –junto con sustanciales cantidades de dinero- en los últimos días fue lo que inicialmente impulsó el apuro por huir y el enojo con el gobierno afgano” retomó su relato nuestro periodista. “Toda la gente vip ya se fue, con sus fortunas, en vuelos comerciales o jets privados de un emirato del golfo” –comentó Alam. “Y la gente vio todo, hay mucho resentimiento y cólera contra la seguridad del aeropuerto, y ahí es donde surgió realmente la podredumbre. Allí la gente comenzó a decir que el gobierno y el presidente no merecían ser defendidos, y que lo mejor era intentar salir del país”

Así se desplegó el pánico mientras seis mil soldados han sido destinados al aeropuerto afgano para evacuar a todos los estadounidenses. Hoy recién se completó la evacuación de todo el personal de la embajada. Entretanto, los talibanes han asegurado que no harán más flagelaciones ni asesinarán mujeres por ser lindas y estudiar ciencias occidentales, aseverando que le darán un tono “pacífico” a su nuevo gobierno. Ciertamente, los 38 millones de afganos han pasado a ser observados por su rígida ley de la sharía.

De cualquier modo, la reciente campaña talibana, pareció más promocionada y acicateada que la pandemia de Covid-19. Fue veloz y tan feroz que no ocasionó ni un muerto. Así da gusto conquistar un país, y ver huir a tropas estadounidenses como en Saigón. Sin siquiera dar rienda suelta a un mínimo de sadismo torturando a algún mercenario yanqui. En completa armonía y concordia, recuperan su país y echan espantando a los yanquis. Y encima los rusos y los chinos se mantienen incólumes en sus embajadas dispuestos a conversar con los talibanes sin tapujos, ansiosos por conocer el precio de su opio ¡Chapeau para la causa talibana! ¡Viva Afganistán libre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *