Bosquejo

Las sombras de los barcos se mecen sobre la cresta del suave brillo azul de la tardía y suavemente enrollante marea. Una larga barra marrón en la inmersión del cielo pone un brazo de arena en el tramo de sal. Se dibujan arrugas lúcidas e interminables, decaen y se retiran. Las oleadas se desmoronan y blancas burbujas gastadas se lavan en el suelo de la playa. Meciéndose en la cresta del tenue brillo azul están las sombras de los barcos.

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *