Combate

El rojo cae de mi mentón donde he estado comiendo. No toda la sangre, en ningún lugar del todo, se borró de mi boca. Coágulos rojos ensucian mi cabello, y el tigre, el búfalo, saben cómo. Yo fui un matarife. Sí, soy un matador. Vengo de la matanza. Voy a más. Manejo una alegría roja sobre mí de la matanza. Rojos montones y rojas hambres corren en las sustancias y jugos de mis huesos interiores: el niño llora por una chupada de madre y yo lloro por la guerra.

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *