Aguas de la pradera por la noche

El parloteo de pájaros de dos en dos levanta una canción nocturna uniéndose a una letanía de agua corriendo, aguas cristalinas mostrando el bermejo de viejas piedras recordando varias lluvias.
Y los largos sauces dormitan sobre las espaldas del agua corriendo, y duermen desde tanta música, canciones reunidas del final del día, gargantas emplumadas y aguas pedregosas, en un coro cantando nuevos salmos.
Es demasiado para los largos sauces cuando la risa suave de una luna roja desciende, y los sauces se amodorran y duermen en las espaldas del agua corriendo.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *