Broadway

Nunca te olvidaré, Broadway, tus luces doradas y convocantes. Te recordaré por mucho tiempo, río de paredes altas de juego y precipitación.
Corazones que te conocen te odian, y labios que te han dado risa se han ido a sus cenizas de vida y sus rosas, maldicen los sueños que se perdieron en el polvo de tus piedras duras y pisoteadas.

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *