Yo soy la gente, la muchedumbre

Yo soy la gente, la muchedumbre, la multitud, la masa. ¿Saben que todo el gran trabajo del mundo está hecho a través de mí? Soy el hombre trabajador, el inventor, el hacedor de la comida y la ropa del mundo. Soy la audiencia que atestigua la historia. Los Napoleones vienen de mí y los Lincolns. Ellos mueren. Y entonces envío adelante a más Napoleones y Lincolns. Soy el suelo de semillas. Soy una pradera que se mantendrá para más arado. Terribles tormentas pasan sobre mí. Yo olvido. Lo mejor de mí es chupado y desperdiciado. Yo olvido. Todo excepto la muerte viene a mí y me hace trabajar y renunciar a lo que tengo. Y yo olvido. A veces gruño, me sacudo y salpico unas pocas gotas rojas para que la historia recuerde. Entonces, olvido. Cuando yo, la gente, aprendo a recordar, cuando yo, la gente, uso las lecciones de ayer y ya no olvide quién me robó el año pasado, quién me hizo pasar por tonto, entonces no habrá parlante en todo el mundo que diga el nombre: ‘La gente’ con cualquier mancha de desprecio en su voz o cualquier sonrisa lejana de burla. La muchedumbre, la multitud, la masa, arribarán entonces.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *