Todo el día

Todo el día, en niebla y viento, las olas han lanzado sus crestas batientes contra las empalizadas de roca. Mi muchacho, él se fue al mar, hace mucho, mucho tiempo, rulos morenos se deslizaban bajo su capa, él me miró desde sus azules ojos acerados, mi muchacho, él se fue al mar, todo el día en niebla y viento, las olas han lanzado sus crestas batientes contra las empalizadas de roca.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *