Juventud anda enardecida en Irlanda del Norte

Violentos disturbios se produjeron por segunda noche consecutiva en Newtownabey, Irlanda del Norte. Tres autos fueron secuestrados y prendidos fuego en el real camino de O’Neil y el área de Doagh Road. Una gran multitud de mirones se reunió para observar la reyerta el sábado por la noche.

La policía dijo por la tarde que estaban respondiendo a informes de desórdenes en Cloughfern, en los alrededores de de O’Neill Road, area de Newtownabbey. Varios  videos circularon por Internet mostrando cómo grupos de jóvenes furibundos incendiaron vehículos y un patrullero.

El Servicio Policial de Irlanda del Norte (PSNI) apeló a la calma y pidió a cualquier miembro de la comunidad que influya sobre los jóvenes para asegurarse que no sean atrapados en actos de criminalidad. La Federación de Policías llamó a poner fin a la violencia, diciendo que destruir las propias comunidades no es un modo apropiado de protestar o denunciar los problemas que aquejan a la juventud.

Las protestas se volvieron más violentas luego de que la policía arrestara a 8 menores de edad, luego de enfrentarse con un grupo de adolescentes que llegó a herir lastimosamente a 27 uniformados durante los disturbios en Belfast y Londonderry el viernes por la noche. Los menores –que incluyen a un niño de 13 años y una niña de 12- fueron acusados con cargos criminales y serán puestos a disposición de instituciones dirigidas a “encarrilar” a jóvenes en conflicto con la ley. Los adultos arrestados serán imputados y obligados a hace obras de bien para la policía, y a predicar la mesura y la no-violencia.

Los jóvenes, cuyos padres fueron simpatizantes del IRA, elaboraron armas propias, destacándose sus piedras, cohetes, bengalas, tapas de alcantarilla (algunas con ratas adosadas) y bombas de gasolina.

La primer ministra, Arlene Foster, urgió a los jóvenes a “apartarse del desorden”, asegurando que “la violencia no podrá las cosas mejores”. La líder del partido Democrático Unionista dijo: “Sé que muchos de ustedes, juventud de mi país, están muy frustrados por los eventos de la última semana, pero causar lesiones a policías no va a arreglar la cuestión”.

La funcionaria le dio su apoyo a todos los policías que trabajaron durante las últimas pascuas., y vaticinó que los jóvenes dejarán de verse envueltos en conductas delictivas que acaban arruinando sus vidas. También solicitó a los padres que tengan un rol proactivo en la protección de sus hijos.

A pesar de estas peticiones y sugerencias, el panorama no parece esclarecerse y los jóvenes continúan organizando una resistencia y lucha armada contra un sistema cínico e hipócrita que los aplasta y reprime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *