Un augurio

Sobre mi escritorio un simple rociador cargado con flores estrelladas. Escribo en varias un modo ocioso, pensando un serio pensamiento. ‘Oh flores, cargan un fino nombre griego, y con una fina gracia griega’. Quédate quieto, oh corazón, que gira para compartir el brillo de sol de un rostro. ‘No tienes mensajes, ninguno corto, aún significa: ¿’Desesperación’ o ‘Esperanza’?’ Una súbita agitación de tallo y hoja, ¡un aliento de heliotropo!

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *