Otro plan

El editor Owen, de San Jose, comúnmente conocido como ‘nuestro amigo J.J.’, cansado de garabatear por el pan diario, cansado de escribir lo que nadie leía, dormía una noche en su escritorio y soñó que delante de él se paraba un ángel que lo contempló con ojos compasivos.
El editor Owen no era tan lindo en rasgos, expresión, formas o miembros, pero miradas como esa eran familiares para él, y entonces, para arribar por la ruta más corta a la voluntad de su visitante él dijo, simplemente: ‘Tut’. El ángel dijo ‘Editor Owen, ya no garabatee más por su pan diario. Su intelecto tambalea y cae, y sangra, cansado de escribir lo que nadie lee. Evite por ahora la pluma, en los años venideros predique a los hombres a través de sus oídos ociosos. ¡Vaya a leer!’

‘Justo lo que intento hacer’ dijo Owen.

El ángel parecía dolido y voló.
El editor Owen, de San Jose, comúnmente conocido como ‘nuestro amigo J.J.’, ya no garabatea para abastecer sus necesidades, cansado de escribir lo que nadie lee, pasa cada año dorado de la vida hablando lo que nadie viene a escuchar.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *