Arte

Por el retrato de Gladstone se pagaron quinientas libras, se le dijo al caballero John Millais. No puedo evitar pensar que semejante lindo pago trascendió los límites extremos de la razón. Porque me parece extrañamente raro que el precio de un hombre de estado británico pintado exceda por tres el valor establecido de un hombre de estado vivo por aquí.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *