La mujer y el diablo

Cuando se hicieron el hombre y la mujer, todo por la disposición, el diablo fue al taller descarriado y de algún modo ganó admisión.

El Señor descansaba de su trabajo, porque esto era un domingo, el hombre estaba roncando como un turco, contento de esperar hasta el lunes.

‘¡Demasiado malo!’ gritó la mujer, ‘Oh, ¿por qué el sueño no me adormece? ¡Una disposición! Oh, ¡muero por saber si me vendrá!’
El adversario dijo: ‘Sin duda, será extremadamente delicado, señora, aunque seguro es mucho para estar sin él, le ruego que tome la mía, señora’.

Cuando ella tomó la disposición del diablo, por supuesto ella la usó, porque no tenía disposición entonces, ni ahora la tiene para restaurarla.

 

traducción: Hugo Müller

3 thoughts on “La mujer y el diablo

  • enero 14, 2021 en 2:16 am
    Permalink

    I really like your writing style, excellent information, regards for putting up : D. Raina Rafferty Erasme

  • enero 13, 2021 en 2:47 pm
    Permalink

    Merely wanna remark on few general things, The website layout is perfect, the written content is real wonderful : D. Miranda Myer Roldan

  • enero 13, 2021 en 4:44 am
    Permalink

    I have been examinating out a few of your posts and i can state nice stuff. I will surely bookmark your blog. Cordie Farrel Lisa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *