A Oscar Wilde

Porque tú tienes algún mandato desde labios de locura para someter al reino del Sentido Común, y tú prometiste y no consideraste, porque lanzas un golpe casual a lo que no comprendes, y llamas con una mano amiga a alguien que desconoces, no sostengo discurso de tu postre, ni contesto con escudo protegido el arma de madera que blandes, pero te encuentro con un molde de mugre.
¿Disputar con algo como tu doble espectáculo al becerro de dos cabezas? Porque, señor, si reprimo mi risa, es más de lo que la mitad del mundo puede hacer.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *