Tersites

Entonces, en los diarios de domingo, usted, Del Mar, condenado, ¿todos los grandes ingleses en discurso inglés? Yo no soy inglés, pero en mi alcance un bribón jamás andará donde están los héroes.
Usted es el hombre, si no me equivoco, que tardíamente con un tirón suplicante a los bolsillos de la rica Londres, le pagó a su grabador de acciones todo lo que tenía. Por eso usted ha mentido enormemente, porque usted difama naciones, y porque ninguna mano de oficial se ha levantado para hacer una oferta, y la falsedad es impunidad de las leyes, estoy parado aquí en un lugar público para marcar con dedo nivelado donde usted parte a la multitud, yo me paro para nombrarlo y gritar fuerte: ‘¡Contemplen al gran jerarca de la mendacidad!’

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *