Un comecerebros

¡Qué! ¿Imitarme, amigo? Supongo que tú, con agonía y dificultad haces lo que yo fácilmente, ¿entonces qué? Tu tienes un estilo que deseo de corazón no tener. Si yo por falta de sentido y tú desde la ocasión lamentamos el juicioso y el ingenuo regocijo, sin igual censura nuestros desiertos se adaptarán, ambos somos tontos, ¡pero tú eres un simio para patear!

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *