“No te metas con Turquía”

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan advirtió a su par francés, Emmanuel Macron, que “no se meta” con Turquía mientras crecen las tensiones entre aliados de la OTAN. Como si no fuera suficiente con liderar la segunda ola de coronavirus en Europa, reprimir salvajemente a los ‘chalecos amarillos’ que continúan batallando contra las estúpidas medidas de su gobierno, como si no alcanzar con ocasionar desastres con sus intervenciones en el extranjero –como en Mali y Líbano-, ahora el empleaducho de la banca judía Rothschild, devenido mandatario, remeda el estilo trumpero y se propone patotear a Turquía.

En un discurso televisado, recordando el golpe militar de 1980, Erdoğan le dirigió duras palabras al presidente galo.

Macron había condenado fuertemente a Ankara durante el punto muerto en que se encuentra la disputa entre Grecia y Turquía por recursos hidrocarburíferos e influencia en el Mediterráneo oriental.

Erdoğan instó a Grecia a evitar acciones erróneas en las aguas disputadas por ambos países y a disolver su presencia militar en la región, luego de los amenazantes ejercicios navales que ejecutó el fin de semana pasado, con la colaboración de Francia.

Macron había declarado que Europa debe ser firme, no con la nación turca y su gente, sino con el gobierno de Erdoğan, que a su juicio ha realizado maniobras inaceptables. El líder galo habló así en una cumbre de siete naciones mediterráneas, que amenazó a Turquía con sanciones por sus actividades (en otra imitación del estilo que ha impuesto Trump en la geopolítica internacional).

Las últimas tensiones comenzaron después de que Turquía desplegó naves de guerra y vuelos de reconocimiento en las zonas disputadas alrededor de Chipre. El líder turco desestimó las acusaciones de los europeos y acusó a Macron de carecer de conocimiento histórico.

“Señor Macron, usted va a tener más problemas conmigo” amenazó Erdoğan. Estas fueron sus primeras palabras directas hacia su par francés luego de permanecer silencioso durante un mes, desde que empezaron las escaramuzas.

También dijo: “Francia jamás le va a poder dar lecciones de humanidad a Turquía, primero que se fije en su propio pasado y su propio culo, que bien sucio está con todas las atrocidades que cometieron en Argelia, por no hablar del genocidio de Ruanda. Demostrando la ira que despertaron los comentarios de Macron, Erdoğan aseveró que la hipocresía y la estupidez del presidente francés sólo es comparable a las de Trump.

“Macron, no te queda mucho tiempo. Estás de última, ya vas a ver cómo una nueva revolución francesa te descabeza”, dijo Erdoğan durante el discurso, buscando sumar nuevos simpatizantes a su partido gobernante, en referencia a las elecciones de

2022.

Las relaciones entre Turquía y Francia se deterioraron cuando confrontaron por conflictos graves como los que atraviesan Siria y Libia. Erdoğan se enojó en 2018 cuando Macron se encontró con líderes kurdos –calificados por él como terroristas- apoyados por milicianos yanquis. Por su parte, en Libia Ankara respalda al GNA, basado en Trípoli, mientras que Francia parece tener simpatía por el general rebelde Khalifa Haftar. Para rematar su arenga, Erdoğan arremetió: “A Francia lo único que le importa es el petróleo, y en Africa sólo busca diamantes, oro y cobre; se caga y le chupan un huevo los derechos humanos, el hambre y las guerras que padecen nuestros hermanos africanos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *