El séptimo combate

¡Es el valiente séptimo que combatió rápido y libre!
Dios, donde él combatió no desearía estar. El gonfalón voló, pareciendo una llama en el cielo, el cuerno sopló alto, diciendo ¡gama y tinte!

Y (oh, los buenos santos nos defienden contra las penas de la guerra) lenguas dispuestas están titilando mortalmente ¡para herir el dolor del enemigo!
Con distintos tipos de liberación la tierra humeante está húmeda, ¡y todos fluyen hacia el mar, los anchos torrentes del Sudor!

El trueno de los capitanes, ¡y aún los llantos hacían tan hórrido estrépito al alma interior que el cuerpo se estremecía!

¿Quién combatió al valiente séptimo?, ¿qué arrogante Poder desafía?

A su coronel es a quien conducen dolorido, ¡y condenados sean también sus ojos!
traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *