Para mis pequeños amigos que tienen miedo

Hay un país a atravesar que encontrarán en el rincón de sus ojos, en el veloz deslizamiento de sus pies, el aire lejos abajo, un chasquido que pudo quedar atrapado.

Y quizás para ustedes, para mí, una elevada voz que pasa y encuentra su vía teniendo miedo. Aquel país está allí, para nosotros, transportado como si fuera cruzado. Lo que temen no se irá: los llevará a sí mismos y los bendecirá y cuidará. Ese es el mundo, y todos vivimos allí.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *