Cortadoras de heno

El tiempo las cuenta. Ellas van adelante tocando el pasto, los bordes de pluma. Cuando se siente así, comienzan la máquina de segar, dejando en la tierra sus largas hileras, y el aire golpea las hojas secas.
A veces comienzas a empujar, quieres apurar al sol, tienes las horas expandidas porque vienen nubes. El relámpago parece salir de sus corazones. Intentas esperar que las nubes se vayan. ‘Algún año tendremos un heno perfecto’.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *