Atavismo

1
A veces al aire libre miras arriba donde pasan los pájaros, o sólo a la nada, y esperas. Un oscuro sentimiento viene hacia ti como éste, había aire y quietud, era junto a un lago, o quizás un río, estabas alerta como una nutria y de pronto nacían, como la estrella vespertina, en la amplia quietud palabras como éstas que has encontrado nuevamente, por un momento, al aire libre.
2
Algo ha sido dicho en los bosques: pasillos de sombra se alejan, una rama se agita, un haz de luz solar viaja lentamente por su camino. Una presencia retenida casi habla, pero luego se arrepiente, susurra un parche de pincel. Puedes sentir los siglos murmurando generaciones de errancia, descubrimiento, estar perdido y encontrarse, comer, morir, haber nacido.

Un paseo a través del bosque acaricia tu piel, la piel que ya no tienes. Y tu mirada por un pasillo de bosque es una extraña, larga zambullida, ojos oscuros mirando por un hogar.

Por deliciosos minutos puedes sentir tus bigotes más anchos que tu mente, afuera y por sobre todo.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *