Frustrada cumbre por la paz balcánica

La iniciativa trumpera para estabilizar los Balcanes, que la administración yanqui esperaba iba a pulir las credenciales de política exterior del rubicundo y plutócrata mandamás del mundo en un año electoral, fue postergada luego de que uno de los principales participantes, el presidente de Kosovo Hashim Thaci, fue imputado de cometer crímenes de guerra.

Thaci se iba a reunir el sábado en la Casa Blanca con su contraparte, el presidente serbio Aleksandar Vucic, en una cumbre convocada por Richard Grenell, enviado de Trump al joven país inventado a fines del siglo pasado. Los diplomáticos estadounidenses esperaban que el encuentro serviría para aliviar las crecientes tensiones entre los países implicados.

Kosovo se separó de Serbia en 1999, luego de una intensa campaña de bombardeos de la OTAN, y Serbia jamás reconoció su indpendencia. El transporte entre ambos países se encuentra limitado, al igual que sus vínculos económicos. Grenel estaba seguro de que la cumbre sería el primer paso hacia unas relaciones de respeto y amistad, y planeaba entablar conversaciones pacíficas entre los asistentes. Sin embargo, el proceso se enturbió ayer, cuando unos fiscales holandeses anunciaron que interponían cargos por crímenes de guerra contra Thaci, a quien le atribuyen la responsabilidad de mandar un grupo de mercenarios que asesinó a más de 1.000 civiles serbios y kosovares albaneses, siendo reconocido su liderazgo de las guerrillas independentistas.

Esta acusación parece lejos de ser un intento de “lawfare”. En 2015 el parlamento kosovar decidió la creación de un tribunal con sede en La Haya para poder juzgar de manera objetiva e imparcial a los criminales que actuaron en la guerra de liberación. Al enterarse de la imputación, Thaci suspendió su visita a Washington, al igual que su primer ministro Avdullah Hoti. Hoy un asesor del presidente serbio dijo que el encuentro se había cancelado, lo que fue confirmado por Grenell en Twitter, anunciando que la reunión sería reprogramada, aunque sin precisar fechas.

Más de 13.000 personas fueron asesinadas en la guerra de Kosovo, de acuerdo con cifras apportadas por la Corte Penal Internacional y varias ONGs que operan en la región balcánica a favor de los intereses occidentales. La mayoría son albaneses asaltados por tropas serbias, por lo general en matanzas crudas y duras. En contrapartida, más de 2.000 serbios fueron muertos por guerrilleros kosovares, entre ellos el Ejército de Liberación que condujo Thaci, con la ayuda inestimable de mercenarios yanquis e ingleses.

La administración de Thaci evitó hacer comentarios sobre los cargos, entre los cuales se incluyen asesinatos, torturas y persecución; de todos modos, históricamente siempre los ha negado. Otro político mencionado en la acusación, Kadri Veseli, declaró que eran puras patrañas. La postergación de la cumbre representa un fracaso para los ingentes esfuerzos diplomáticos de Grenell, quien sirvió a Trump como director de la inteligencia nacional y embajador en Alemania, habiendo renunciado en mayo a esta última sinecura.

Durante este año trabajó intensamente en Kosovo presionando a los políticos para que accedan a juntarse con sus pares serbios, instándolos a aceptar una convivencia más amable con sus históricos vecinos. De hecho, algunos diarios locales lo acusan de haber interferido en la política local, provocando la caída del gobierno de Albin Kurti, armando una crisis constitucional de novela y abonando el camino para que el ex guerrillero, simpatizante de Estados Unidos, accediera al poder. Al mismo tiempo, desclasificó documentos que sirvieron de apoyo para que Trump echará a su asesor de seguridad  Michael T. Flynn. Su última iniciativa diplomática fue el retiro de miles de tropas estadounidenses de Alemania, en una movida que generó críticas de todos los involucrados, incluidos los soldados que ahora están regresando a su país, más infectado por el coronavirus que ningún otro en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *