Adiós

La última de las últimas palabras dichas es adiós, la última flor desmantelada en el seto crecido de malas hierbas, el último fino rumor de una aguda campana sonando a lo lejos, la última rata ciega para rechazar el centeno mohoso.

Una endurecida oscuridad esclarece el ojo encantado, brilla en la nada la vela ardiente del observador, se envuelve en la nada sin perfume el incienso desperdiciado, se desvanece en el silencio exterior el aullido de la caza.
El amor ya no alienta un susurro de su música enmudecida, el pensamiento gira a tientas en su torre de marfil, se impulsan en vano los árboles susurrantes del Edén, la última de todas las últimas palabras dichas es Adiós.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *