John Mouldy

He espiado a John Mouldy en su celda, bajo treinta escalones de piedra, estaba sentado en la oscuridad sonriendo, sonriendo allí completamente solo.
No leía ningún libro, no apagaba ninguna vela, las ratas corrían adentro, las ratas corrían afuera, y lejos y cerca, la caída de agua se iba susurrando.
La oscuridad estaba quieta, con humedad cayendo, vi al perro-estrella desolado y sombrío, vi una delgada rata marrón de Noruega arrastrarse sobre él.
He espiado a John Mouldy en su celda, bajo treinta escalones de piedra, estaba sentado en la oscuridad sonriendo, sonriendo allí completamente solo.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *