Despreocupado

Abajo en cuatro patas el león camina con el hosco oso, aunque hombres se paran desde el polvo, caminan con sus cabezas en el aire, los vientos libres y dulces del paraíso, mientras avanzan el sol desde lo alto golpea en sus mejillas de brillo claro y morenas; las puertas de todas sus casas son tan arqueadas que deben irse, levantarse sobre sus cuatro patas, despreocupados, de un lado a otro.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *