Semillas

Las semillas que sembré, no vistas durante una semana, han impulsado brotes pigmeos de verde, tan frágiles que pensarías que la piedra más pequeña jamás les permitiría mostrarse. Pero no, cerca de ellas yace un guijarro, al menos del tamaño de una cereza, y este mero brote se ha desprendido para disfrutar del sol y ver el día.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *