Noviembre

Hay viento donde estaba la rosa, lluvia fría donde estaba el dulce pasto, y nubes como ovejas corriendo sobre la pendiente, cielos grises donde estaba la alondra.

Nada de calor donde estaba tu mano, nada de oro donde estaba tu cabello, pero fantasmal, abandonado, bajo la espina, tu fantasma donde estaba tu rostro.

Viento frío donde estaba tu voz, lágrimas, lágrimas donde estaba tu corazón, y siempre conmigo, niña, siempre conmigo, silencio donde había esperanza.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *