Los amantes de perros

Entonces ellos te compraron y te mantuvieron en un muy buen hogar, calefacción central, Tv, un congelamiento profundo, un muy buen hogar, nadie que te lleve a aquella adorable larga carrera, pero de otro modo ‘un muy buen hogar’, te alimentaron con comida para perros pero no aquella adorable larga carrera hasta que, enloquecido con energía y aburrimiento escapaste, y corriste y corriste y corriste bajo un auto.

Hoy te llorarán, mañana comprarán otro perro.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *