Canción de viaje de los tres monos

Aquella, sola, que se atrevió y fue a buscar la piedra mágica y maravillosa, sin temor, ni cuidado o negra desesperación, habrá de prestar atención hasta que su viaje esté hecho.
Quién sabe, donde crece la rosa del mono, en valles bajo las nieves eternas, él verá y atravesará todos los secretos, y caminará indemne hacia donde vaya.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *