Dos niños

Dos niños (pequeños), uno cuatro, uno cinco, una vez vieron una abeja andando en una colmena, ¡nunca habían visto una abeja antes!
Entonces esperaron allí para ver algo más. Y seguro vinieron una docena de abejas (¡y todas iguales!), zumbaban dentro de la colmena; entonces, una por una, volaron todas.

Dijo Cuatro: ‘Aquellas abejas son cosas tontas, ¡pero cómo me gustaría tener sus alas!’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *