Un parche de coles

La gente pregunta si estoy vivo, la mayoría piensa que no,

aún alegremente me esfuerzo por trabajar en mi casa.

El mundo puede ir por su camino, le presto escasa atención

mientras pueda proveerme de la comida que necesito.

Aunque por largo tiempo vencidos, los años me han enseñado una verdadera lección, la humildad.

He visto pasar mejores hombres que yo, su paga cuando murieron, el olvido.

Y entonces me burlo de la fama, con libros sin leer no reclamo ningún monumento cuando me muera, contento mientras vea mi cabaña de paja, que mi última meta sea un parche de coles.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *