El puño

El puño apretado alrededor de mi corazón se afloja un poco, y jadeo brillantez, pero se estrecha nuevamente.

¿Cuándo dejé de amar la pena de amor?

Pero ésta ha pasado de amor a manía.

Esta tiene el fuerte agarre del lunático, se forja en el lecho de lo irracional

antes de sumergirme aullando a un abismo.

Resiste duro, entonces, corazón. Será de este modo a menos que vivas.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *