Un hombre mediocre

Soy sólo un hombre mediocre sin pretensión de alto relieve,

planeo una vida cómoda con cuidado y sentido común.

Hago las cosas que hace la mayoría de la gente, hago eco de lo que dicen,

y en mi diario matutino veo los problemas del día.
No dudo de que pensarán que no tengo color, profundamente devoto del lugar común,

aún fantaseo, más o menos, con representar a mi raza.
Mi nombre está bien para cualquiera, al menos nueve de diez,

porque al fin de cuentas el mundo es una carrera de hombres mediocres.
Por supuesto tal vez no estén de acuerdo en que son tipos promedio,

y a diferencia de los ordinarios como yo se pavonean en su pequeño escenario,

bueno, podrán decir incluso que son dueños de un banco, y que están en poderosos planes de fusiones,

pero hermano, sáquense los sombreros y agradezcan al hombre mediocre.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *