Santuario de pájaro

Entre el acantilado y la playa poseo una franja de esmeralda,

con olivos e higueras, almendros, melocotoneros, cerezos y ciruelos enormes,

bien regados por una primavera de cristal que canta a través de la noche plateada

y poblada de pájaros que cantan alegres madrigales para mi deleite.
Algunos mercaderes están dispuestos a comprar mi tierra para construir una majestuosa cúpula de placer.

¡Pobres tontos! ¡No pueden entender que mi hogar no tiene precio!
Tan luminoso con alas vivientes, tan musical con alegría emplumada…

Por ninguno de todos los placeres que trae la fortuna destruiría semejante éxtasis.

Miles de pájaros están en mi arboleda, melodiosos desde la mañana a la noche,

mis árboles frutales son su tesoro más preciado, su felicidad es mi deleite.

Y a través de días dulces y brillantes conocen a su amante y amigo,

así me protegeré en paz y alabaré a mis inocentes hasta el final.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *