Cobardía

Aunque estimes que esté lejos de ser bueno, y quizá te hiera,

déjame sugerir que aquella cobardía puede enmascararse como virtud,

y varias veces una criada permanecen criada porque tiene miedo.

Y varias veces un hombre es casto porque teme la casa del pecado,

y aunque se detenga ante la puerta no se atreve a ingresar:

mucho peor que ser disoluto él toca la flauta en casa.
Y varias veces un viejo tipo como yo tiene problemas de nervios,

y estando atemorizado de morir abandona su gin y tragos,

mientras se espanta de úlceras estomacales abandona la cena por un alto té.
Bueno, somos sabios. Cuando la vida comienza a parecer tan oscura y austera

es bueno echar por la borda nuestros pecados y mantener a flote el barco:

¡pero no nos dejen reclamar falta de vicio por lo que es completa cobardía!

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *