Camaradas

Tres santos estaban sentados en un lugar sagrado y bebiendo vino celestial

mientras discutían sobre la raza humana con dignidad divina.

Ellos dijeron: “Aunque más o menos disentimos en doctrina,

en espíritu coincidimos fuerte en que la religión es un éxito”.
Uno dijo: ‘Celebro el orgullo de la guerra, la fe que se burla del temor,

el deseo de muerte en la batalla porque traerá cerca el paraíso’.

El segundo dijo: Yo predico la paz, y el odio del esfuerzo humano,

enseño el sufrimiento del dolor, la santidad de la vida’.
Entonces el tercero dijo: ‘Proclamo que el amor es la meta de la bondad humana…

¿Acaso no somos los tres uno en santa hermandad?’
Y así avanzaron tomados de la mano por un camino estrellado,

Mahoma, el gentil Buda y el de Getsemaní.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *