Vagabundo de Dios

Para ser libre una pasión siempre me ha dominado,

no me agacharé ante nada que esté bajo el sol,

a nadie entregaré la correa de mi libertad.

Mi vida es mía, me levanto con gloria en mis ojos,

y mi concepto del infierno es forzarme a venderme a alguien que me compre.
Con corazón rebelde desafío el gobierno del hombre,

nací con odio a la esclavitud, desprecio la mafia y el monarca:

mi Rey, el Señor en lo alto.
Conozco la majestad de Dios, y adoro el brillo de la belleza que veo,

del amor abrazándome, mi paraíso para ser libre: debería ser siempre así.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *